Cómo lo hacemos

A través del individuo, de un cambio de cultura

Existe la extraordinaria posibilidad de lograr a través del cambio de cultura empresarial una experiencia colectiva de innovación fundamentado en los valores como el eje principal de la personalidad del individuo. La metodología induce primero un encuentro consigo mismo “colocando al Asesor en la posición” de mirarse a sí mismo y mirar la realidad colectiva con otros ojos, tomando conciencia de su responsabilidad en lo que sucede a su alrededor, y de cómo sus creencias y valores deben orientar la convivencia humana y la práctica empresarial. La experiencia se convierte, también, un encuentro entre el Asesor y el Cliente, desde una perspectiva más humana, movidos por el principio de establecer algo más trascendente y fundamentado en una verdadera relación de cooperación.

 

“El mundo al revés nos entrena para ver al prójimo como una amenaza y no como una promesa, nos reduce a la soledad y nos consuela con drogas y amigos cibernéticos. El mundo al revés nos enseña a padecer la realidad en lugar de cambiarla. Pero está visto que no hay desgracia sin gracia... Ni tampoco escuela que no encuentre su contra escuela”

E. Galeano (1998)

El aprendizaje hoy más que nunca no debe ser sólo una vía para la adaptación cultural sino un camino para su innovación. En las relaciones comerciales es necesario la formación en valores que nos permitan recuperar la función socializadora, integradora y humana de las empresas y no sólo el simple intercambio de bienes y servicios. La formación del Asesor Comercial no debe limitarse a la transmisión de información y conocimiento.

Lo que se pretende es despertar de la “cultura del espectador pasivo” quien trabaja por el sueño de los demás, a la del gigante creador activo que vive en su interior, con potenciales ilimitados, grandes sueños y nobles ideales, y dibujando un mapa del camino a recorrer se atreva a dar los pasos que sean necesarios para hacer sus sueños realidad en un camino de vivencias de un continuo “aprender haciendo,” flexible pero con la firme voluntad de aquel quien ha tomado la resolución de hacer lo que tenga que hacer para alcanzar su destino.

El sistema está fundamentado en el establecimiento consciente de creencias que te apoyen, “si cambias tus creencias, cambias tu vida”. Si crees en ti mismo, en tus sueños y mantienes fijo en tu mente esa firme creencia, el universo entero confabulara para que todo lo que hagas te lleve a lograrlo. Lo más interesante es que todo lo que has buscado hasta ahora, lo que crees que necesitas no está afuera, ya lo tienes y esta adentro.

El espíritu lúdico experiencial es acompañado de un proceso protagónico y de reflexión que promueve el cambio. Para llevar a cabo dicho cometido nos basamos en una metodología:

* Activa e integradora, que promueve acti­vidades que fomentan el cambio real y la practica en situaciones de vida real.

* Creativa e innovadora, que pretende redescubrir a través de técnicas prácticas y participativas las potencialidades individuales de actuación.

* Lúdica y reflexiva. Los valores humanos van viajando de la mano del juego y la reflexión a través de todos los contenidos, desarrollando todos los valores en forma integral y holística. El ser humano como parte fundamental del proceso no se considera separado del mismo.

Se plantean estra­tegias educativas en donde convivan con naturali­dad lo cognitivo, el pensamiento objetivo, con lo afec­tivo, los sentimientos, las emociones... integrando lo intelectual, lo corporal y lo emocional (planteamiento holístico). Una enseñanza que integra los diferentes tipos de Inteligencia.

Last modified: Sunday, 26 May 2019, 10:51 AM